PERU

Viajar al Perú es despertar sueños pendientes, es conectarse con uno mismo, es adentrarse en 5 mil años de historia viva. Prepárate para dominar olas sobre caballitos de totora, tablas de surf y disfrutar de puestas del sol en oasis con protectoras dunas. En la sierra, con el sonido de quenas en el viento, respirarás el aire puro de los Andes y contemplarás con devoción la armonía del hombre con la naturaleza en Machu Picchu. En la selva, el río Amazonas te dará la bienvenida con delfines rosados y te invitará a bailar, a ser libre. Recorrer las regiones del Perú es disfrutar de una gastronomía mestiza, única y reconocida en el mundo. Si el corazón te dice que sí, atrévete a visitarlo.

Ciudades y Sitios Sagrados

Desde la civilización más antigua de América hasta el imperio más grande y poderoso del sur del continente, el Perú conserva los vestigios arquitectónicos y artísticos de fascinantes culturas. Descubrirlos es una experiencia sobrecogedora.

Un solo viaje no es suficiente para descubrir todas las maravillas que el Perú ofrece. Aquí destacamos solo algunos de esos lugares y experiencias mágicas que es imposible dejar de vivir y conocer en una travesía por el país.

 

Machu Picchu

La llaqta (ciudad) de Machupicchu es un centro político, religioso y administrativo inka, que incluye templos, andenes, viviendas y canales de agua.

La llaqta de Machupicchu se encuentra en el distrito de Machupicchu, provincia de Urubamba, de la región Cusco, a la altura del km. 112.5 de la línea férrea y fue un graben entre las montañas de Machupicchu y Waynapicchu.

Construida durante la primera mitad del siglo XV, Machupicchu está dividida en dos grandes zonas: la agrícola que comprende una vasta red de andenes o terrazas artificiales, y la urbana formada por diversas construcciones y plazas entre las cuales destacan los templos del Sol, de las Tres Ventanas, del cóndor y el templo principal.

 

Lineas de Nasca

Son antiguos geoglifos ubicados dentro del desierto de Nasca y que se destacan por estar compuestas por figuras que poseen diversos diseños dentro de la superficie terrestre. Estas formas pueden ser geométricas, zoomorfas y fitomorfas y se extienden sobre una superficie de 450 Km². Las longitudes de estas impresionantes figuras oscilan entre 50 y 300 metros. El misterio de estos geoglifos radica en lo complejo que pudo significar hacerse desde el suelo, porque son figuras estilizadas y realizadas a un solo trazo. La UNESCO, en 1994, las nombro como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Las líneas y geoglifos de Nasca se encuentra en la región Ica, específicamente en los valles de Palpa y Nasca.
Ubicado al Borde de los Andes Occidentales, se encuentran a 588 metros sobre el nivel del mar. Para llegar por vía terrestre se puede viajar en buses turísticos que parten desde las ciudades de Lima, Arequipa y Cusco. No existen vuelos regulares comerciales a Ica.

 

LIMA
En el siglo XVI, Lima fue la metrópoli más importante y poderosa de Latinoamérica gracias a su ubicación, diversidad natural y riqueza cultural, actualmente exhibida en sus museos, barrios tradicionales y galerías artesanales. La arquitectura barroco y renacentista maravilla a los viajeros por sus construcciones con estilo virreinal, resaltando la conservación de sus iglesias, conventos y casonas con elegantes balcones tradicionales.

La ciudad de Lima hoy es reconocida a nivel internacional como la “Capital Gastronómica de Latinoamérica”. Su Centro Histórico brinda importantes restaurantes que ofrecen una variedad de fusiones, combinando los ingredientes de todo el Perú para la elaboración de deliciosos platos típicos como lomo saltado, papa a la huancaína, ají de gallina y anticuchos. Además de exquisitos postres: picarones, arroz con leche, mazamorra morada y turrones.

La característica peculiar del Centro Histórico de Lima son sus populares balcones, edificaciones que representan dos épocas, como la colonial y la republicana. El estilo del balcón era variado, presentando forma de cajón, cerrado casi en su totalidad, dejando espacios solo para las ventanas cuadradas, como la casona Osambela. Los abiertos servían para proteger el piso de la lluvia al tener un techo en la parte superior, como la Casona de agua Viva. También estaban los rasos, con un mirador que no sobresalía de la fachada como la casona O’Higgins. Por último se encontraban los corridos, muy parecido al estilo cajón pero con una forma más larga como la casona del Oidor.

Las plazuelas y parques que forman parte del maravilloso conjunto arquitectónico del Centro Histórico de Lima son la Plaza Mayor, el Palacio de Gobierno, la Catedral de Lima, el Palacio Arzobispal, el Palacio Municipal, la Plaza San Martín, el Parque Universitario, el Parque de la Exposición, el Parque Universitario, el Circuito Mágico del Agua y el Barrio Chino.

 

Ciudad del Cusco

Caminar y ser testigos de la majestuosidad de la ciudad del Cusco es remontarse a un pasado que marco el más grande imperio de América del Sur y una de las mayores civilizaciones del mundo. Sus calles trazadas y diseñadas por los incas cuentan con un excepcional estilo arquitectónico donde se exhiben sus enormes muros y palacios construidos de piedra.

Una ciudad que conserva sus costumbres

Esta ciudad cosmopolita ofrece a sus visitantes fabulosas vistas e imponente arquitectura, cuyo origen data de una fusión de costumbres incas y españolas. Al caminar por el centro histórico del cusco, se observan casas coloniales que fueron construidas en el mismo lugar que antiguos templos del imperio incaico.

El centro histórico posee atractivos turísticos que son altamente recomendables para los viajeros. La Plaza de Armas, la Catedral del Cusco, la Iglesia de la Compañía, la calle Hatun Rumiyoc, la piedra de los 12 ángulos, el Barrio de San Blas, el Qoricancha (templo del sol) y el Convento de Santo Domingo son solo algunos de los puntos obligatorios para los visitantes.

Arquitectura incomparable

Cuando los conquistadores españoles llegaron a territorio cusqueño, emplearon las construcciones incas de piedra sobre piedra como base de su arquitectura, edificando así iglesias, conventos y casonas que formaban una simbiosis peculiar que aportó un carácter único a esta ciudad.

Arte Virreinal admirado en todo el mundo

El arte que podemos apreciar en el centro histórico del Cusco nos transporta a una época en la que el encuentro de la cultura andina y la española, dio como resultado a la afamada Escuela Cusqueña. La mayoría de herederos de esta forma de arte habitan actualmente en las casas-talleres del tradicional Barrio de San Blas, expresando a través de sus pinturas, esculturas y diversas artesanías, lo más representativo del arte tradicional de la ciudad imperial.