LA ROMANA

La Romana es una provincia al Este de la Republica Dominicana, famosa por su producción de azúcar de caña, dista a una 90 minutos de Punta Cana y a una 90 minutos de Santo Domingo. Es uno de los polos turísticos mas importante de Republica Dominicana. Se caracteriza por su gran influencia en el turismo y por estar bordeada de playas y localidades hermosas, hogar de Casa de Campo, uno de los más grandes y completos resorts del Caribe. Además cuenta con Altos de Chavon, Cueva de Las Maravillas, famosos campos de golf, puertos turísticos donde atracan cruceros, un importante aeropuerto internacional y marinas deportivas. Bayahibe y Dominicus, son dos maravillosos pueblos de pescadores pertenecientes a la Provincia de La Altagracia, cerca de La Romana. A pesar de ser un país tan pequeño, 29 playas en la República Dominicana muestran con orgullo su estatus de Bandera Azul, convirtiéndose en la nación latinoamericana con el mayor número de playas certificadas. Dominicus Beach ha sido la primera en recibir una Bandera Azul en América. Estos lugares son paraísos terrenales con playa de arena blanca y aguas cristalinas, tan hermosas que es difícil de creer que existan.  El clima de La Romana es maravilloso, tiene un temperatura promedio de 26 gr C, ideal para bañarse en la playa todos los meses del año. La Romana es una de las ciudades dominicanas de mayor renombre internacional, a pesar de ser una de las más jóvenes del país. Su desarrollo urbano se inicia en las primeras décadas de este siglo con el establecimiento en la villa de Puerto Rico Sugar Company, la cual establece el ingenio azucarero más grande del sector privado, el Central Romana. La ciudad rápidamente se pobló con inmigrantes puertorriqueños y de islas antillanas de habla inglesa, quienes desarrollan un pueblo con una cultura propia.

La Romana fue un próspero puerto azucarero, hasta los años '70, cuando la Gulf & Western desarrolló Casa de Campo, uno de los resorts más famosos del mundo. La ciudad debe su nombre a una antigua balanza romana de gran tamaño que en el siglo XVI servía para pesar las mercancías que transitaban por el puerto, muy importante en aquella época, y propiedad de una familia originaria de Roma. 

Llama la atención en La Romana el hecho de que existan dentro de su división política tantos parajes llamados "bateyes". La razón de este fenómeno es que la mayor parte del territorio provincial está dedicado a la siembra de caña de azúcar. Los bateyes son colonias de braceros que se establecen en lugares ubicados adecuadamente para el manejo de las labores agrícolas de la caña de azúcar. En los bateyes hay viviendas y facilidades para labores agrícolas, como centros de acopio, balanzas, etc.

Altos de Chavón
También llamada La Ciudad de Los Artistas, Altos de Chavon es otro de los maravillosos atractivos turístico de La Romana, es una réplica de una villa de la época medieval, construida en piedra y le da un aire colonial que deslumbra a quien le visita, Altos de Chavón cuenta con la escuela de arte y diseño de mayor prestigio del Caribe, esta escuela de diseño tiene una afiliación con "Parsons School of Design" de Nueva York lo cual da mayor preparación a los egresados de ésta. una lugar donde se respira el arte, una comunidad de artistas dedicada al intercambio cultural, una obra de gran valor arquitectónico, que evoca al espíritu creador. Al borde de un Cañón que desemboca dramáticamente en el río Chavón, encontramos el hogar del Anfiteatro de Altos de Chavón, uno de los más destacados escenarios del mundo, en donde se han presentado importantes artistas internacionales al aire libre como Frank Sinatra, Sting, Elton John, Carlos Santana, Heart, Spiro Gyra, Duran Dura, Juan Luis Guerra, Placido Domingo, Jennifer López, entre otras grandes estrellas.

Cueva de Las Maravillas
Antes llamada Cueva Jagual, Cueva de Las Maravillas en de increíble valor turístico, conocida por sus pinturas antiguas realizadas por los aborígenes tainos. Dentro de la cueva se puede apreciar alrededor de 500 pinturas en las paredes y grabados donde predominan el color negro y el rojo, hechas por los tainos, antiguos habitantes de la isla ya extintos. Cuenta con 10 petroglifos, es decir, grabados sobre la roca, y 472 pictografías, o sea, pinturas sobre las paredes. De estas 472 pictografías 144 fueron catalogadas como enigmáticas o abstractas y 69 de caprichosas agrupaciones de puntos. Además se pueden apreciar 135 pictografías con rostro humano, 18 de animal, 41 de forma humana y animal, 18 geométricas y 38 geométricas y humana. Los atractivos que ofrece la maravillosa caverna son: la Galería Pictográfica, El Espejo de Agua, que consiste en un lago artificial que refleja como un espejo la parte de arriba de la cueva y El Gran Panel, en esta última se puede apreciar una pintura rupestre creada por los taínos, la cual representa un ritual fúnebre, entre otros.

Bayahibe y Playa Dominicus, Republica Dominicana

Bayahibe y Dominicus son dos localidades costeras pertenecientes a la provincia La Altagracia, pero por su gran cercanía a La Romana y litorales similares se les asocia a esta provincia. Bayahibe y Dominicus eran comunidades rurales de pescadores, cuentan con playas espectaculares de arenas blancas y aguas cristalinas color turquesa, en sus orillas se encuentran importantes hoteles como el Iberostar Hacienda Dominicus, Viva Dominicus Beach y Palace, Catalonia Gran Dominicus, Be Live Canoa, Dreams La Romana.  La gente local es hospitalaria y vivian de la pesca artesanal, las viviendas humildes, la hotelería moderna y el endemismo florístico (Pereskia quisqueyana o flor de Bayahibe) se conjugan. Lugar de donde zarpan cientos de turistas diariamente a disfrutar de las playas paradisíacas de la isla Saona. En las transparentes playas de Bayahibe y Dominicus los huéspedes pueden fácilmente trasladarse a las islas Catalina y Saona para observar las áreas vírgenes y protegidas del Parque Nacional del Este. En junio 1999, el barco Saint George se hundió a 35 metros de profundidad en frente de los Viva Resorts (Club Viva Dominicus y Club Viva Dominicus Palace). Con el hundimiento se busca recrear un habitat protegido para la flora y fauna marina, preservando así el medio ambiente de la zona. Este arrecife artificial puede ser visitado por turistas de la zona. 

Bayahibe es una bahía de una belleza que sorprende a los que la visitan, desde sus costas parten las embarcaciones de excursionistas que van a visitar la Isla Saona e Isla Catalina, además de sus hermosas playas de suave arena blanca también tiene abundantes arrecifes coralinos poblado por peces, moluscos y crustáceos, el área terrestre con manglares y zonas susceptibles de ser cultivadas. La primera vez que los europeos visitaron el área de Bayahíbe entre el 14 y 15 de septiembre de 1494. Cristóbal Colón, que venía de explorar las islas de Cuba y Jamaica, durante el transcurso de su segundo viaje a América, decidió reconocer la costa sur de La Española. El día 14 de septiembre llegó a la isla Labanea, dándole el nombre de Catalina en honor a la hija de los reyes Católicos.

En la actualidad Bayahíbe ha dejado a un lado la pesca como primera actividad para dedicarse de lleno a la industria turística. A partir del año 1990 comenzaron a realizarse excursiones organizadas al Parque Nacional del Este que partían del pueblo y lógicamente las embarcaciones eran navegadas por los habitantes del lugar. La llegada de los grandes hoteles diversificó las actividades de la población, que en gran medida trabajan ya en la zona hotelera o tienen negocios relacionados con las visitas que los turistas de los hoteles realizan regularmente en el pintoresco pueblo.