ARACAJU

Aracaju está en el estado de Sergipe, región Nordeste de Brasil. No hace falta decir que sus playas reservan descanso, diversión y mucha alegría en medio de una hermosa vista de las dunas, cocoteros y agua tibia.


Pero Aracaju no es solo playa. La ciudad es una de las capitales con mejor calidad de vida del país. Moderno, joven, tranquilo, lleno de ciclovías y muy bien planeado, el destino tiene calles proyectadas para terminar en el río Sergipe, que cruza la ciudad y desagua en el mar.

Aracaju se ha convertido en un excelente polo turístico por la calidad de sus atracciones y su tranquilidad. Y, por supuesto, todo regado con el intenso sabor cultural del Nordeste brasileño.

Atracciones

La Orla do Atalaia, el principal postal de la ciudad, tiene 6 km de extensión con un gran complejo de ocio, hoteles y restaurantes. Allí también está el Oceanario, con 18 acuarios de varias especies de la fauna marina brasileña, administrados por el Proyecto Tamar, referencia en la preservación de tortugas en Brasil.

Aprovecha las orillas del río para hacer tu recorrido por la historia de la capital, y comienza por la Ponte do Imperador, local donde llegaba Don Pedro II en una visita a la provincia. En el Centro Histórico, hay iglesias, monumentos, museos, además de centros comerciales, artesanía y comida regional.

Gastronomía

Para probar los sabores de la cocina y la belleza de la cultura de Sergipe, visita el Mercado Popular de Aracaju, formado, en realidad, por tres mercados –espacio que reúne todo en un solo lugar. Prueba las frutas tropicales y los platos a base de mariscos, como el cangrejo, símbolo de la gastronomía de la ciudad. Allí también harás un viaje por la diversidad cultural, a través de la artesanía, la literatura, los utensilios, las ropas y los bordados.

No puedes dejar de probar la caranguejada, el jugo de mangaba (nombre científico – hancornia speciosa), la fruta típica de la ciudad, y el aratu hecho en la hoja del plátano, pequeño cangrejo típico del manglar sergipano.

Fiesta junina de Sergipe

En Brasil, el mes de junio está marcado por las celebraciones de algunos de los principales santos juninos del país, como Santo Antonio, San Pedro, San Juan y San Pablo. Para los que quieren conocer una típica fiesta junina, pueden ir al Forró Caju, que se celebra en la segunda quincena del mes de junio en la plaza que está entre los mercados.

El evento disfruta de una ciudad escenográfica, deliciosas comidas típicas y animadas cuadrillas –una danza tradicional de las fiestas juninas. También es posible bailar mucho forró, danza popular típica de la región Nordeste, y comer varios platos hechos de maíz, como la pamonha y la canjica.

Otra fiesta muy conocida es el Arraiá do povo, que tiene shows de varios artistas del nordeste e incluso clases de baile para los que quieren aprender a bailar forró.

Vale la pena visitar

Es posible extender el viaje para conocer otras ciudades del Nordeste que están cerca de Sergipe. En Bahia, es posible conocer a Salvador (385 km) y Cairu (530 km), uno de los pueblos más importantes del Brasil Colonia y que aún hoy ofrece una diversidad de hermosos paisajes y gastronomía típica del sur del estado.

En el estado de Alagoas, vale conocer la capital Maceio (277 km), que tiene sol prácticamente todo el año y hermosas playas como São Miguel dos Milagres y Maragogi.